miércoles, 5 de diciembre de 2012

Nuevas adquisiciones

Como habréis visto en otros post, yo soy de las que les gusta probar todo potingue nuevo que aparezca. No sé si es por aquello de cambiar o simplemente curiosidad... a ver si encuentro algo mejor de lo que ya estaba usando. 
De manera que aquí os presento mis últimas adquisiciones de "droguería y perfumería" que ya ocupan el reducido espacio de la estantería de mi baño.
En primer lugar, quería hablaros de mi último descubrimiento. ¡Esto sí que no sabía ni que existía! y cómo no, ya lo tengo en mi poder. Se trata de la esponja natural limpiadora facial de Deliplus (Mercadona, para entendernos). Se trata de una esponja exfoliante a base de raíz de la planta japonesa Konjac. En teoría es la imitación de la original "The Konjac Sponge Company". Quede claro que se usa como exfoliante y no como desmaquillante. Es decir, después de habernos desmaquillado, nos hacemos un suave masaje con ella y después nos aplicamos nuestra hidratante habitual. Lo recomendable es hacer esta operación por la mañana y por la noche. Yo la he probado ya y tengo que decir que me encanta, es agradable, la piel queda muy suave y la exfoliación no es nada agresiva. Así que he eliminado toda la colección de geles y demás que utilizaba para lavarme la cara antes de irme a dormir y por la mañana. 100% natural. Su precio es de 3,95 euros.



El siguiente producto es un contorno de ojos. Con esto es con lo que más varío, tal vez sea por la pereza que me da ponérmelo dos veces al día. Pruebo tantos porque espero encontrar algún día uno que en cuanto abra la tapa, se ponga él solito en el contorno de ojos. Pero mientras llega ese día, estoy usando, como última adquisición el de Anne Möller. Es una marca que he conocido hace poco y que me gusta bastante, especialmente por la relación calidad-precio. Este contorno en concreto, se adapta muy bien a esto último, ya que tiene más contenido que otras marcas, creo que son 30 ml. (suelen tener entre 15 y 20 ml.) y ronda los 27 euros. Además, al ser muy denso, si lo calentamos un poco entre los dedos, ¡nos puede cundir muchísimo! Por ahora, estoy contenta (aunque no se aplique sólo).


Lo siguiente de lo que os quiero hablar es del maravilloso y basto mundo de los eyeliner y los rimmel. No sé los que tengo, perdí la cuenta hace mucho tiempo. Para que os hagáis una idea, los tengo metidos en un bote que parece el de los "rotuladores y pinturas del colegio", eso para los eyeliner, para el rimmel, parecido (esos en una caja, que ocupan más). Uno muy líquido, el otro que me apelmaza las pestañas, el otro muy denso, el otro con grumos... alguna os sentiréis identificada, seguro. Y  me dí cuenta que no todo es gastarse los eurillos para que sea mejor y he aquí los ejemplos. 



El rimmel, es de lo mejor que he probado, no apelmaza nada las pestañas y además es denso. Es decir, da mucho volumen sin guarrearte el ojo cuando lo cierres (detalle importante), lo mejor: el precio, no lo recuerdo bien, pero creo que fueron unos 9 euros.
El eyeliner es otra historia de lo que estamos acostumbradas. Que no cunda el pánico, es más fácil de lo que parece, es más, yo personalmente me defiendo mejor que con el lápiz. Ideal para líneas muy precisas. Este es de Maybelline New York, pero hay mil iguales. Creo que no llega a los 9 euros.

El siguiente sérum de Yves Rocher, lo compré por la recomendación de una amiga y la verdad estoy contenta con él. Su precio es de 10 euros aproximadamente. Para mi tipo de piel (mixta) me resulta muy equilibrante. No es nada graso y es una base estupenda para aplicarnos después nuestra hidratante. Deja la piel con un tacto increíble. Además, es de origen vegetal. 


Por último, presentaros mi compra más "mejor" de todas. Es la piedra de Alumbre. Este mineral bactericida es generalmente usado como desodorante. Yo ya lo he recomendado a toda mi familia porque a mí me va genial. Humedeces la piedra, te la aplicas como desodorante y ¡listo!, ni rastro de olores. Es importante advertir que no impide que sudes, pero el resultado es 100 veces mejor que otros desodorantes que lo único que conseguimos con ellos es enmascarar olores. 
Respeta la salud no obstruyendo los poros. 
También puede usarse como cicatrizante, si tienes un pequeño corte, te la aplicas sobre éste humedecida y listo. 
Hoy la cosa ha avanzado mucho, y la podéis encontrar en formato roll-on. Yo siempre he oído que es más natural así, pero creo que da igual. Su precio es de 8 euros aproximadamente (según tamaño) y ¡dura toda la vida! (A no ser que se te caiga como a mí y se haga añicos, claro)
Podéis encontrarla en herboristerías o en los típicos mercados medievales.


Espero que os hayan servido estos mini-consejos. ¡Hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario