lunes, 4 de noviembre de 2013

Boda en Cetara



Cuánto ha dado de sí el Programa Erasmus... Yo tuve la gran suerte de disfrutar de él en mi época de estudiante y tengo que decir que guardo además de muy buenos recuerdos, amistades para toda la vida. 
El pasado fin de semana pude asistir a una de las bodas más bonitas que he visto nunca, la de un amigo Italiano que hizo su Erasmus en España, concretamente en León y ¡allí que nos fuimos a celebrarlo! 

Os dejo súper zoom del país para que podáis situaros un poco.



Atención al Hotelito. Se llama Hotel Cetus y está en la localidad de Cetara, en la Costa Amalfitana. Cierto que a primera vista lo que se nos viene de inmediato a la mente es la Ley de costas española y sus múltiples aberraciones, pero no puedo negar que no era impresionante su ubicación.



¿Quién me iba a decir a mí que podría ir a una boda en un pueblo de la Costa Amalfitana? pues eso... que esta magia sólo puede surgir del Erasmus, ya sea mío, de mis amigos, o de los amigos de mis amigos.
El caso es que quería contaros un poco cómo fue y mostraros uno de los lugares más bonitos que he visto en mi vida, recomendable 100%. Las fotos no son de mucha calidad, porque están hechas con el móvil, pero subiré alguna que encuentre en internet del hotel o de algunas vistas para que os podáis hacer una idea de lo impresionante que es. 
A mí me recuerda un poco a las películas antiguas de James Bond jejejejejej, ¿a vosotros?



Creo que no he vivido ninguna sensación tan impresionante como dormir con la ventana abierta y abrir el ojo para ver amanecer así:



Un poquito más de vistas desde el comedor de la ceremonia...



y cómo no... alguna del look "bodísima", no?




El peinado me lo tuve que "apañar" yo cómo supe, porque no podía ir a la peluquería. Menos mal que con un tocado de diadema y las planchas se puede hacer de todo ;)

Desventajas (que todo tiene su lado rollo): muy lejos, lejísimos. especialmente para los que vivimos en sitios donde no hay aeropuerto o vuelos que necesitamos y tenemos que pegarnos un viajecito de 3 horas para coger un avión. 
Nuestro viaje fue de la siguiente forma: Madrid-Milán y Milán-Nápoles en avión (muy buena conexión, las esperas fueron cortas entre un vuelo y otro) y después, un taxi hasta Cetara que se encuentra a unos 40 minutos de Nápoles. A la vuelta, hicimos noche en esta última ciudad pero creo que necesitaremos volver con un poco más de tiempo para disfrutarla...


Para el evento escogí algo muy sencillo y creo que a la vez muy elegante. Este mono verde lo encontré por sorpresa en una pequeña tienda local y me pareció perfecto para la ceremonia. El tocado está hecho a mano por una amiga (cuando tenga su web lista os la presentaré) porque es una verdadera artista. Y el clutch y las sandalias son recuperados del cajón de las bodas, ya sabéis...

¡Muchas felicidades Rosa y Aldo!

1 comentario:

Deja tu comentario